Cirugía de cadera
y rodilla.

Cirugía mínimamente invasiva

Gracias a un instrumental especial y a un nuevo abordaje quirúrgico, es posible colocar la prótesis a través de una incisión mucho más pequeña. Esto permite un menor sangrado, un menor daño de los tejidos blandos y de los músculos y una recuperación más rápida.

Esta técnica quirúrgica no puede realizarse a todos los pacientes.


Prótesis Parciales

Se utilizan para reemplazar solo la parte afecta de la articulación de la rodilla, conservando así los compartimentos no afectados. Es una cirugía menos invasiva, respeta el máximo de hueso, tiene una recuperación más rápida y necesita menos estancia en clínica.